CAMPAÑA DE ESTERILIZACIÓN/CASTRACIÓN 2018

CAMPAÑA DE ESTERILIZACIÓN/CASTRACIÓN 2018

En Animalia un año más iniciamos la campaña de esterilización/castración para tu mascota!


La campaña se inicia a partir del 1 de Febrero hasta el 30 de Abril del 2018 e incluye la castración tanto de perro/perra, gato/gata, hurón.

La esterilización presenta diferentes ventajas, tanto para el propietario como para la salut del animal, ya sea para prevención o para el tratamiento de algunas patologías. Las principales indicaciones son:

-Control de la reproducción

-Modificación del comportamiento sexual

-Eliminación de la aparición de ciertas patologías relacionadas con los órganos sexuales

-Otras: reducción de la aparición de tumores mamarios en hembras, ayuda en el control de ciertas enfermedades como la Diabetes Mellitus, etc.

Durante la campaña intentamos ofrecer precios más accesibles para que todo el mundo pueda realizar la cirugía. Descuentos hasta el 35% pero siempre garantizando la máxima calidad de nuestros servicios. Por eso también queremos explicarte en qué consisten:


1.      Preparación de la mascota para el día de la cirugía:


-Vuestra mascota debe de estar en ayuno de 12h. Esto quiere decir que la noche previa a la cirugía puede cenar (no pasadas las 22h) y luego retirarle la comida. El ayuno de bebida es más corto, así que se aconseja retirarla a primera hora de la mañana de la cirugía.

-Se aconseja que por la mañana el animal salga a pasear para que haga sus necesidades (orina/heces) antes de la cirugía.


¿COMO NOS PUEDES AYUDAR?

-El día de la cirugía informa al auxiliar veterinario/veterinario de todos los problemas de salud que presenta tu mascota, aunque creas que no estén relacionados con el motivo de la cirugía. Cualquier alteración puede ser importante: diarreas, vómitos, falta de apetito, aumento del consumo de agua, cambios en la orina, apatía, etc.

-Infórmanos de todos los medicamentos que esté tomando actualmente tu mascota o que haya tomado recientemente.


2.      Una vez en la clínica:


-Para controlar i reducir este riesgo, se realizan toda una serie de PRUEBAS PRE-QUIRÚGICAS que nos permiten determinar el estado de salud del animal, diagnosticar posibles enfermedades (que podrían producir complicaciones inesperadas) y nos permiten escoger el mejor protocolo anestésico. Estas pruebas se pueden realizar el mismo día de la cirugía i consisten en:

-Examen físico del animal: en este se valoran todas las constantes vitales de la mascota: color de las mucosas, temperatura, frecuencia cardíaca/respiratoria, etc.

-Análisis pre anestésico: es altamente recomendable y en algunas cirugías es indispensable. Con esta prueba nos permite detectar alteraciones como: anemias, infecciones (que podrían complicar la cirugía) problemas hepáticos, renales, etc.

En caso de encontrar alguna alteración/patología, nos permitirá poder llegar a un diagnóstico precoz y tratar el problema (si es posible). En caso que fuese necesario se pospondría la cirugía o los resultados nos permitirían tomar las medidas necesarias durante la cirugía.


3.      Durante la cirugía:

La anestesia que se utiliza es inhalatória. Se trata de una de las anestesias más seguras que existen actualmente y tu mascota estará durante todo el procedimiento controlada. Durante la cirugía se mantienen controladas todas las constantes vitales: control de la respiración, control de la frecuencia y ritmo cardíaco (con electrocardiograma), control de la temperatura para evitar hipotermias, etc.

También se le administra medicación para tener un buen control del dolor con antiinflamatorios y analgésicos para que el postoperatorio sea el más adecuado posible.

4.      Post-operatorio:


-Una vez la cirugía ha terminado pasamos a la mascota a la sala de hospitalización/recuperación y un auxiliar veterinario va a ir controlando que se vaya despertando adecuadamente.

Los animales se van de la clínica totalmente despiertos/andando por su propio pie, pero es normal que ese día notáis que esté un poco más dormido/cansado.

El veterinario seguramente prescribirá una medicación (antiinflamatorio y antibiótico) y os hará una pauta de cómo hay que administrarla.


5.      Una vez en casa

     

-Al llegar a casa: es importante que tenga un ambiente tranquilo y relajado.

-Agua y comida: hacia las 18-19h se recomienda ofrecer primero un poco de agua y si la tolera bien, al cabo de 2 horas, ofrecer un poco de comida ya que a veces, pueden vomitar debido a los efectos secundarios de la anestesia. El alimento puede ser el mismo que toma siempre o preferiblemente uno que sea más digestible: lata intestinal o arroz y pollo hervido.

-El animal puede que tenga menos apetito durante los días posteriores a la cirugía pero a medida que vayan pasando los días la tiene que ir recuperando.

 

 

EJERCICIO/PASEOS

Se recomienda evitar el ejercicio durante las 24h posteriores a la cirugía. Esto quiere decir pasear a la mascota sólo para que haga sus necesidades y siempre con la correa. Para evitar que la herida se inflame/ se abran los puntos, se recomiendo durante los 10 días siguientes empezar con ejercicio ligero, evitando que corra/salte y siempre atado con la correa.


Gatos: se recomiendo no dejarlos salir (en caso que sean de exterior) durante los 10-15 días posteriores a la cirugía. También se recomiendo evitar que salte alturas altas durante los primeros días e intentar reorganizar sus cosas (comedora/bebedero, arena, etc).


PUNTOS/CURAS DE LA HERIDA

Para que la herida cicatrice lo antes posible, recomendamos una serie de medidas:

-Desinfectar la herida con un antiséptico como la clorhexidina, dos veces al día.

-Muy importante no quitarle la campana para evitar que se toque los puntos/herida.

-Es normal que durante las primeras 24-48h la herida este más enrojecida y puede sangrar un poco. Posteriormente, si notáis alguna secreción purulenta es mejor consultarlo con el veterinario.


Esperamos que esta información te haya resultado útil y para cualquier cosa no dudes en contactar con nosotros al 972239003 o a animalia@animalia.cat


El Equipo de Animalia